Saltar al contenido

Oración Para Ganar La Loteria

Introducción

Ganar la lotería puede llegar a ser algo muy complicado de conseguir, ya que depende de múltiples factores.

Por fortuna, las siguientes oraciones nos permitirán hablar con Dios para pedirle de manera humilde y sincera que nos conceda el milagro de ganar la lotería.

Plegarias para ganar rápido la lotería

Oraciones Para Ganar La Lotería Urgente

❤️ Oración Para Ganar La Lotería Hoy Mismo

Señor Todopoderoso, hoy te quiero implorar que me brindes la gracia de ganar la lotería, pues tú, más que nadie, comprendes que necesito dinero de manera urgente.

Lléname de sabiduría y entendimiento para que pueda adquirir el número adecuado y, de esa manera, ganar el premio mayor.

Te prometo que no utilizaré ese dinero para hacerle el mal a otra persona ni tampoco me convertiré en un ser avaricioso o egoísta con los demás.

Padre, en tus manos encomiendo mi bienestar y tranquilidad, pues sé que bajo tu bendición lograré cumplir todos mis propósitos. Por los siglos de los siglos. Amén.

🙌 Oración Poderosa Y Efectiva Para Ganar La Lotería

Querido Padre, me arrodillo ante ti para suplicar que me ilumines, pues sabes que estoy atravesando por una época de escasez y oscuridad.

Te ruego que me ayudes a ganar la lotería para que logre solucionar todas mis dificultades económicas y vuelva a encontrar la paz.

Guíame con tu luz celestial para que pueda escoger el boleto correcto. Que la abundancia y el éxito lleguen a mi vida y no me abandones jamás.

Padre Celestial, concédeme la bendición de ganar la lotería y no me desampares ni de noche ni de día, te lo ruego de todo corazón. Amén.

🕊️ Oración Para Ganar La Lotería Nacional

¡Oh! Dios mío, te ruego que me ayudes a ganar la lotería nacional. Prometo que no utilizaré el premio obtenido para hacer el mal.

Perdóname por buscarte solamente en los tiempos de adversidad, pero comprendes que estoy desesperado y no encuentro una salida a la oscuridad que me atormenta.

Tú sabes que necesito ese dinero de manera urgente, pues los problemas financieros no me dejan progresar ni tampoco descansar en paz.

¡Oh! Señor de Señores, Rey de Reyes, atiende mis súplicas y no permitas que me pierda en el horrible valle de la miseria. Amén.

Conclusión

El Señor nos dijo que no debíamos ser interesados ni tampoco dejarnos llevar por la codicia; pero lo cierto es que Él conoce nuestras dificultades y comprende que necesitamos obtener dinero para solucionarlas.

Es primordial que elevemos cada oración con gran convicción para que logremos alcanzar cada uno de nuestros propósitos.

4.9/5 - (67 votos)