Saltar al contenido

Oración Salmo 91: De Protección y Sanación Mental y Física

Oraciones del Salmo 91

Todos somos hijos de Dios y nada que le pidamos a él con fe y devoción, nos negará; es solo cuestión de estar convencidos, de creer firmemente y de saber esperar y confiar.

No podemos condicionar a Nuestro Padre, pretender o someterlo a nuestros deseos, y a tomarlo simplemente cuando lo necesitamos; es necesario transitar por su camino en todos los momentos de nuestra vida.

Imagen de Jesús en el cielo

Enseguida, un agradable grupo de oraciones basadas en el salmo 91. Para ver el salmo original, haz clic en este enlace.

Salmo 91 Oración De Protección y Sanación Mental y Física 💖

Solo el Dios de Israel puede proteger de una manera tan enorme a su rebaño, el mismo señor afirmó que su majestad desciende a aquellos que invocan su nombre, más allá del fuego y de los abismos.

El Rey de Israel no deja sin protección a su rebaño, una lanza a la izquierda y una espada a la derecha, son fuente de la voluntad del que todo lo puede.

Sin importar cuantas legiones del mal ataquen, el Rey de Reyes no desampará a su rebaño y con gloria y majestad defenderá a sus hijos, los hijos de Abraham a quien entrego su descendencia.

Invocamos la gloria del señor en esta ocasión, pues él, siempre estará con nosotros. Amén.

Salmo 91 Oración Poderosa Explicada ⚡

No dejará Dios caer a su siervo, cada que lo invocan sus hijos el salvara a su rebaño. Sin importar que tanta dificultad se encuentre, Dios salvará de todo mal a quien se refugie e él.

Las trampas del cazador no serán suficiente frente a la majestad del Todopoderoso, ni el caer de la noche, por más oscura que esta sea, logrará sumergir en tinieblas al que invoco al Altísimo.

La peste o la enfermedad, no son nada para el poder del Creador, sin importar lo complicada que sea, Dios permanece fiel y elimina ese mal con solo una pisca de su gloria omnipotente.

Cristo Rey nunca nos abandona a quien buscan refugió en los peligros más difíciles, sostente en el Creador y el hará su obra.

Imagen Del Salmo 91 Original

Imagen del salmo 91 original

Todo Lo Que Debes Saber Sobre Este Rezo 🙏

Introducción 🙌

Qué mejor manera de empezar un nuevo día, un trabajo o un proyecto, que meditando el Salmo 91; allí está la promesa de Nuestro Padre, allí encontramos refugio en los momentos de angustia y de soledad, allí podemos abandonarnos con la total convicción, de que seremos escuchados y protegidos, nada ni nadie podrá contra nosotros, Dios está a nuestro lado.

Podrán existir miles de dificultades, problemas que como humanos difícilmente podemos resolver, enfermedades que nos acongoja y reducen nuestras fuerzas; pero existe una fuerza divina, una luz que ilumina nuestro camino y fortalece nuestro corazón, Dios es esa lámpara que no se apaga y nos acompaña, protege y sana, “con el todo, sin el nada”.

La vida es hermosa, pero somos nosotros las personas quienes nos encargamos de poner obstáculos que nos impiden avanzar, somos nosotros responsables de la mayoría de nuestras tragedias, apartamos al señor de todo cuanto hacemos, nos creemos reyes y señores, cuando tenemos un buen trabajo y dejamos a un lado nuestro peregrinar hacia el Cielo.

Cuando atravesamos por momentos de felicidad y de gloria, creemos tener el mundo en nuestras manos, y que somos tan capaces y no necesitamos de nada más. Deberíamos detenernos por un momento y reflexionar, entender que todo cuanto tenemos y hemos logrado, cuenta con la ayuda de Papá Dios, él ha estado presente mientras nosotros lo ignoramos.

Pero muy diferente es, que apenas nos sentimos frágiles, en peligro o en la enfermedad, probablemente si empezamos a pensar o creer, que el señor nos puede ayudar; y es algo en lo que no debemos dudar, Dios es misericordioso infinitamente, él siempre está vigilándonos, nos guía y quiere lo mejor para nosotros; está atento a nuestro llamado y dispuesto a escucharnos.

Nos invita a orar, a obrar conforme a su palabra y a acudir las veces que necesitemos a buscarlo. Él más que nadie conoce nuestro interior, sabe lo que pensamos y nuestras verdaderas intenciones. A él, no lo podemos engañar y a él, le podemos pedir de corazón y ten por seguro que inmediatamente acudirá a tu llamado, pídele con fe verdadera.

Por medio del Salmo 91, conseguimos la protección que tanto necesitamos. Orar y meditar este salmo nos protege de la maldad, de la corrupción, de la violencia, de la muerte, del enemigo. No hay que perder la fe ni las fuerzas, cuando te sientes en peligro, tú eres hijo de Dios y él no abandona a ninguna de sus ovejas, reza y clama con el Salmo 91 y a ti regresara la calma.

Una calma mental y física, no tendrás torturas que atormenten tus pensamientos, ni tendrás molestias ni dolores en tu cuerpo. Tu mente y tu cuerpo están sanos, tu eres libre, tu estas protegido porque Dios así lo ha querido. El cumple sus promesas y a ti no te defraudará. Tu oración ha salido del corazón y el Altísimo atento escucha tu súplica y amortigua tu dolor.

Conclusión 🎯

Si tú eres cristiano, hijo de Dios y quieres gozar de los beneficios que él otorga a sus fieles; no dejes de encaminar tu vida, traza tu camino hacia la salvación. Sabemos que estamos llenos de tentaciones; que como humanos somos frágiles y nos cuesta en ocasiones decirle no al pecado, pero si te atreves a mirar a Nuestro Padre él te dará la fuerza necesaria, para no caer.

Rezando, leyendo y meditando el Salmo 91, conseguimos la tranquilidad y confianza de saber que Nuestro Padre siempre está a nuestro lado, que nos protege de todo mal y peligro, que no permitirá que alguna fuerza oscura o el enemigo nos aleje de su camino. Dios protege a todos sus hijos y más aún, a aquellos que lo aclaman y le piden con fe.

Por medio de este hermoso Salmo conseguimos la protección y la sanación mental y física, y todo porque estamos siempre en oración, porque nos apegamos a su palabra y porque somos testimonios fieles de Dios en la tierra, todo esto agrada a Nuestro Padre y él no defrauda la confianza de los que lo siguen.

No temas, si vas por el camino oscuro o si un ejército viene contra ti, reza y clama, pon en tus labios, en tu mente y en tu corazón este hermoso Salmo y sentirás la paz y la tranquilidad de sentirte protegido; de saber que no estás solo y de que alguien más, el Poderoso y el Eterno, está dispuesto a limpiar tu camino y ayudarte a avanzar sin tropezar.

Probablemente ante los incrédulos y aquellos que son creyentes tibios y dudan del poder de Dios, pensar que en ciertos momentos de dificultad y de dolor, nada te puede ayudar, es lo más grave que en su mente puedan aprobar. No podemos darle cabida al mal y opacar el gran poder liberador y sanador de Nuestro padre, no seamos uno más de tantos, seamos testimonios del señor, con nuestro ejemplo de vida.

Así pues, hermano, el Salmo 91 es un llamado. En cada una de sus palabras, se reafirma la promesa del Altísimo, y es precisamente repitiendo cada palabra de este salmo con todo nuestro fervor, que vamos a obtener la dicha y la protección de la que tanto necesitamos y que fortalece nuestra mente y nuestro cuerpo; una fuerza espiritual que nos acerca a Dios.

No dudes, no te reduzcas, sumérgete en oración, deja que Dios actúe en ti; comprende el amor tan grande que el siente por ti y déjate consentir, déjate guiar y déjate proteger. Esta experiencia tan íntima y verdadera, hará que te convenzas del amor infinito que el padre celestial siente por ti y comprenderás que no hay peligro ni amenaza que puedan con tanto amor.

Descansemos en sus brazos, mastiquemos espiritualmente el Salmo 91 y que sea el Espíritu Santo quien nos guíe e ilumine, quien ponga en nuestra mente, cuerpo y corazón, todo lo que le agrada a Dios y que aleje de nuestro camino, todo lo que nos haga mal y pueda apartarnos de nuestro sendero. Confiamos en ti mi señor y a ti nos acogemos.

Más Contenidos

A continuación otros contenidos que podrían ser de tu interés.

5 (100%) 1 voto